Divine Word Missionaries


Info & News


Back to
Info&News
Members' Area
Site Map
Home

Breaking News

2019 Easter Message of Father Superior General Paulus Budi Kleden

>>>>> See Video <<<<<

Dear Confreres, Sisters, Friends, and Lay Mission Partners:

Our Lenten journey started on Ash Wednesday with a ritual that reminds us of our fragility as created beings. The ash tells us that we are an integral part of creation. With all creation, we are on the way to the fulfillment of our salvation, as revealed in the resurrection of our Lord. In his Lenten message this year, Pope Francis has invited us to reflect on our relationship with creation that is, as Saint Paul says, eagerly longs for the revelation of the children of God. Pope Francis writes: “When we live as children of God, redeemed, led by the Holy Spirit (cf. Rom 8:14) and capable of acknowledging and obeying God’s law, beginning with the law written on our hearts and in nature, we also benefit creation by cooperating in its redemption”.

Easter is the revelation of Christ as the Lord of the universe. Christ has defeated the powers of death that have disrupted our communion with God, with others, and with creation. Salvation has a cosmic dimension. In the resurrected Lord the whole creation is “set free from its bondage to decay and obtain the glorious liberty of the children of God” (Rom 8:21).

Because the resurrected Lord transforms us into a new life, we also are given the task to cooperate in the redemption of creation, starting in this world. This means for us the call to free the other creation from being exploited, to meet our unrestrained desires and uncontrolled needs. We are also challenged to liberate nature from being left alone in processing all the rubbish we produce. We do our best to prevent people, especially the poor and weak from being victims of climate change and natural disasters. In our Chapter Statement we read: “As transforming missionary disciples, stewardship of creation is our responsibility in expressing God’s love.”

Dear Confreres, Sisters, Friends, and Lay Mission Partners, I wish that the celebration of Easter helps us to be more aware of our interconnectedness with the whole creation. Easter inspires and animates us to take concrete steps to sustain the integrity of creation, to reduce the pollution and care for the biodiversity of our nature. In Christ, as the firstborn of all creation we are one body with all creation. In the spirit of the resurrected Lord, we open ourselves to feel the pain of the poor and the needy and other created beings who suffer because of our selfish ways of life. With transformed hearts and minds we share with creation the joy of Easter.

In this sense, I wish you all Happy and Blessed Easter!

 

El Mensaje de Pascua de 2019 del Padre Superior General Paulus Budi Kleden

>>>>> Ver Video <<<<<

Estimados cohermanos, hermanas, amigos (as) y socios laicos en la misión,

Nuestro camino cuaresmal comenzó el Miércoles de Ceniza con un ritual que nos recuerda nuestra fragilidad como seres creados. La ceniza nos dice que somos una parte integral de la creación. Con toda la creación, estamos en el camino hacia el cumplimiento de nuestra salvación, tal y como se revela en la resurrección de nuestro Señor. En su mensaje de Cuaresma de este año, el Papa Francisco nos ha invitado a reflexionar sobre nuestra relación con la creación que, como dice San Pablo, anhela ansiosamente la revelación de los hijos de Dios. Escribe el Papa Francisco: «Si el hombre vive como hijo de Dios, si vive como persona redimida, que se deja llevar por el Espíritu Santo (cf. Rm 8,14), y sabe reconocer y poner en práctica la ley de Dios, comenzando por la que está inscrita en su corazón y en la naturaleza, beneficia también a la creación, cooperando en su redención».

La Pascua es la revelación de Cristo como el Señor del universo. Cristo ha derrotado los poderes de la muerte que han interrumpido nuestra comunión con Dios, con los demás y con la creación. La salvación tiene una dimensión cósmica. En el Señor resucitado, toda la creación «es liberada de la esclavitud de la decadencia y obtiene la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rm 8,21).

Debido a que el Señor resucitado nos transforma en una vida nueva, también se nos ha dado la tarea de cooperar en la redención de la creación, comenzando en este mundo. Esto significa para nosotros el llamado a liberar a la otra creación de ser explotada para satisfacer nuestros deseos desenfrenados y necesidades incontroladas. También tenemos el reto de liberar a la naturaleza de ser dejada sola en el procesamiento de toda la basura que producimos. Debemos hacer todo lo posible para evitar que las personas, especialmente los pobres y débiles, sean víctimas del cambio climático y de los desastres naturales. En la declaración de nuestro Capítulo leemos: «Como discípulos misioneros transformadores, el cuidado de la creación es nuestra responsabilidad y el modo de expresar el amor de Dios».

Estimados cohermanos, hermanas, amigos(as) y socios laicos en la misión, deseo que la celebración de la Pascua nos ayude a ser más conscientes de nuestra interconexión con toda la creación. La Pascua nos inspira y anima a dar pasos concretos para sostener la integridad de la creación, reducir la contaminación y cuidar la biodiversidad de nuestra naturaleza. En Cristo, como primogénito de toda la creación, somos un solo cuerpo con toda la creación. En el espíritu del Señor resucitado, nos abrimos a sentir el dolor de los pobres y de los necesitados y de otros seres creados que sufren a causa de nuestras formas de vida egoístas. Con corazones y mentes transformadas compartimos con la creación la alegría de la Pascua.

En este contexto, ¡les deseo a todos y todas una Feliz y Bendecida Pascua!